Inicio
Erradicar la violencia contra las mujeres es vital
Martes, 15 de Enero de 2019 00:35


María es salvadore?a, tiene 35 a?os y tres hijos jóvenes. Creció con su madre, nunca conoció a su padre. Empezó a trabajar a los seis a?os vendiendo en el Mercado Central de San Salvador. A los 12 a?os fue violada y tuvo su primer embarazo. Fue expulsada de su hogar cuando su madre se casó por segunda vez. “Mi padrastro no quiso hacerse cargo de mí, mucho menos con un hijo”, le dijo a la investigadora para el estudio?Juventudes resilientes, la oportunidad para Centroamérica, que realiza el?best online casino bonuses casino online comProyecto Regional Infosegura, del PNUD y Usaid.

María vivió en diferentes lugares hasta que conoció al padre de su segunda hija, quien a?os después murió asesinado. Tuvo un tercer hijo, con su tercera pareja, de quien se separó por violencia intrafamiliar. Actualmente, su hijo adolescente vive con su padre, tío y abuela porque ella no podía cuidarlo por su trabajo remunerado que le ocupa todo su tiempo.

La expectativa de vida de las mujeres salvadore?as es de 75 a?os; podemos decir entonces que la mitad de la vida de María ha sido profundamente marcada por las violencias que viven las mujeres en el norte de Centroamérica, una región azotada desde hace dos décadas por la violencia letal sin ser una región en guerra.

Cuando se habla de violencia en la zona norte de Centroamérica, se asume como un problema de hombres jóvenes pues?solamente?el 11% de las víctimas de muertes violentas son mujeres. Pero la historia de María revela que las mujeres de esta región viven cotidianamente otras violencias que las afectan de manera diferenciada por el hecho de ser mujeres, violencias que no son letales, las víctimas sobreviven, pero siguen sometidas a esas agresiones de forma reincidente, múltiple y simultánea en el?contiuum?de sus vidas, con impactos en las familias y comunidades, en su economía y sostenibilidad, en sus capacidades para el desarrollo.

Continuar leyendo en?elpais.com